¿Es seguro Whatsapp?

¿Es seguro Whatsapp?

Aunque la respuesta a la pregunta del titulo parece fácil, pues no hay NADA seguro en la red, la realidad es bien distinta.
Como todo el mundo ya sabe, Whatsapp es una aplicación multiplataforma (iPhone, BlackBerry, Windows Phone, Android y Nokia) de mensajería instantánea. Es el causante de que el servicio SMS, que tanta pasta les ha dado a los operadores de telefonía los pasados años, esté a punto de desaparecer. Hace unos años cuando queríamos mandar un mensaje a algún contacto del teléfono, utilizábamos el servicio de SMS de la red que nos brindaba nuestra compañía telefónica. Esta nos cobraba unos céntimos por cada SMS que mandabamos a través de este servicio. Con la irrupción del servicio de internet en el móvil, los operadores mataron la gallina de los huevos de oro, pues al principio se frotaban las manos cobrándonos por otro servicio asociado a nuestra tarifa, como era el poder navegar por la red con nuestro teléfono móvil, pero eso abrió la puerta a aplicaciones como Whatsapp, que aprovechan ese servicio de internet en nuestro dispositivo, para poder funcionar, y permitirnos mandar mensajes, videos, imagenes, audio, coordenadas GPS… todo lo que queramos y todo GRATIS, aprovechándonos de los MB de nuestra tarifa de internet.
logo-whatsapp
En las primeras versiones de Whatsapp existían multiples vulnerabilidades en la aplicación, como poder captar mensajes de otros dispositivos que estuvieran en la misma red que el nuestro, además de que los mensajes se enviaban casi sin seguridad utilizando el protocolo XMPP, donde solo el password estaba oculto, y el resto de información estaba sin codificar, como eran los mensajes, teléfonos, nicks, etc.
En el segundo semestre del año pasado, Whatsapp empezó a mejorar y blindar su aplicación de mensajería. Les pasa lo mismo que le pasa a la gente de Microsoft, al ser una aplicación tan extendida, el número de hackers que tienen buscando sus fallos, crece exponencialmente. Existen multitud de páginas que describen los fallos y exponen métodos para romper el cifrado de la base de datos de Whatsapp, enviar SPAM a múltiples números de teléfono, robar la identidad de otro usuario, etc.

Con todo lo arriba expuesto, cualquiera pensaría que Whatsapp es una aplicación insegura y que es muy fácil de manejar. Pero la cosa no es tan fácil. Parece ser que las policías de varios países están creando grupos de trabajo para poder interceptar las conversaciones que algunos ciudadanos tienen en Whastapp. Concretamente ciudadanos delincuentes, para ser mas exactos.
Parece que de momento no han dado con la tecla y los fuera de la ley siguen utilizando este medio de comunicación para seguir con sus fechorías. En España la Policía Nacional ha creado un Grupo Espacial para Whatsapp dedicado en exclusiva a reventar el sistema, o mejor dicho, utilizar el famoso Man in the middle para poder interceptar las conversaciones de los delicuentes, y poder usarlas ante el juez para que emita ordenes de arrestro, o ayuden en sus pesquisas y poner a los malos entre rejas.

Esperemos que consigan una herramienta que les permita escuchar a los malos, y yo les aconsejaría, que pidieran ayuda a aquellos a los que a veces persiguen, los hackers, que seguro les facilitará la tarea, pues como todos sabemos, “un clavo saca a otro clavo“.