El Hobbit, una nueva especie

El Hobbit, una nueva especie

h0bbitNuevos estudios llevados a cabo sobre los restos fósiles del Hobbit confirman que era otra especie humana.

Dos nuevos artículos publicados en “Nature” apoyan la idea de que son una nueva especie humana.

El primero de ellos, se basa en un estudio llevado a cabo sobre hipopótamos enanos de Madagascar se utiliza como modelo para explicar el reducido tamaño del Hobbit.

El estudio sostiene que la insularidad favorece la disminución evolutiva pronunciada del tamaño, probablemente porque el cerebro es un órgano costoso en términos energéticos para el organismo y puede resultar útil -y, por tanto, seleccionado por la evolución- la reducción del tamaño cerebral como un ahorro significativo y tolerable cuando una especie se encuentra aislada.

El segundo estudio se basa en los restos fósicles del pie del Hobbit, que combinan características propias del pie humano moderno con otras muy antiguas evolutivamente, incluso parecidas a las de los monos.

Los rasgos del pie del Hobbit sugieren a los investigadores que procede de una especie muy primitiva, tal vez anterior aún al Homo erectus.