El primer astronauta diabético es español

El primer astronauta diabético es español

El alpinista vasco Josu Feijoo será el primer astronauta diabético del mundo tras superar durísimas pruebas en la NASA.
Se inyectará insulina sin gravedad, con lo que la comunidad diabetica supera otra barrera para lograr la plena integración de los enfermos en la sociedad.
El viaje a bordo de la nave VSS-Enterprise, que cuesta unos 200.000 euros, será posible gracias al apoyo de varios laboratorios farmacéuticos que pretenden experimentar con un diabético. Josu fue el mejor de los candidatos que se presentaron a unas pruebas físicas durísimas.

Josu comento que lo peor es la centrifugadora. Estás dos horas y cuarto dando vueltas y soportando fuerzas 6,4 veces superiores a la de la gravedad. Más del doble que en la Fórmula 1 y durante mucho más tiempo. Notas cómo se te pega el pecho a la columna y ¡hasta cómo se mueven tus líquidos del cerebro! He visto desmayarse a otros aspirantes”, recuerda.

Tras esa prueba, que se realizó en Philadelphia, Feijoo experimentó la ingravidez en un avión preparado para ese tipo de ensayos: “La sensación de flotar es increíble, pero el estómago se te retuerce por dentro. Estuve tres semanas con vómitos después”.

A eso hay que sumarle decenas de pruebas físicas más comunes (correr en la cinta, flexibilidad…), tests psicotécnicos, médicos y un curso teórico en el centro Kennedy de Cabo Cañaveral (Florida).

“Ha sido un entrenamiento bastante duro, si lo llego a saber antes igual me lo pienso”, bromea Josu, que todavía tiene que visitar a los rusos: “En mayo iré al centro Yuri Gagarin de Moscú para realizar más pruebas. Si los americanos han sido duros… ¡éstos me temo que van a ser mucho peor! De momento sé que haremos un vuelo parabólico en un MIG-29 del ejército ruso”.

Feijoo completará su entrenamiento en noviembre, en la NASA, y a principios de 2011 viajará al espacio en la nave VSS-Enterprise de la empresa Virgin Galactic. “Tiene un nombre muy peliculero, pero cuando nos la enseñaron en el desierto de Mojave pensé que era una maqueta. Es como un minibús y meterse dentro es claustrofóbico”.

Si el experimento falla, estaré jodido, pero sé que mi labor ayudará a muchos diabéticos…

Una vez en órbita, Josu tendrá que trabajar durante las cinco horas del vuelo: “Empezaré con niveles de glucosa muy altos, de hasta 280, que son valores de ingresar en el hospital (lo normal es 110). Cuando superemos los 80.000 metros me inyectaré insulina para ver cómo actúa en microgravedad”.

“Cuando llegue a 135.000 metros un microchip que me han instalado en el cuerpo enviará datos en tiempo real a los médicos para que los analicen en la Tierra”, añade. Lo de sentirse como una cobaya no le importa: “Si el experimento falla, estaré jodido, pero sé que mi labor ayudará a muchos diabéticos… y dicen que la Tierra es fantástica vista desde el espacio”.

Josu Feijoo, experimentado alpinista que ha coronado la cimas de los siete continentes y ha alcanzado los dos polos del planeta, será el tercer español en viajar al espacio. Miguel López Alegría, nacido en Madrid, fue el primero, en 1995, aunque lo hizo con pasaporte estadounidense. Tres años después le siguió Pedro Duque, también madrileño. La catalana Ana Bru y el lotero de La Bruja de Oro de Sort, Xavier Gabriel, también se están preparando.