Motor Warp, la propulsión del futuro

El término “motor warp” se originó en la ciencia-ficción. Un artículo de 1994 del físico teórico Miguel Alcubierre colocó la idea sobre una base más científica. El artículo de Alcubierre demostró que una solución a las ecuaciones de campo de Einstein podría “estirar” es espacio de forma que el propio espacio se expandiría detrás de una hipotética nave, mientras se contrae por delante de la misma, creando un efecto de movimiento.

En contra de la tecnología convencional que da como resultado el movimiento de la nave a través del espacio, en esta teoría es el propio espacio el que se mueve alrededor de la nave. Esto es una salida radical del concepto tradicional de movimiento, debido a que la nave está, en un sentido clásico, inmóvil dentro de una hipotética burbuja de espacio-tiempo en movimiento.

Lo que es particularmente atractivo de esta aproximación a la propulsión es que la nave podría, en teoría, viajar de forma efectiva más rápido que la velocidad de la luz. La relatividad especial prohíbe que los objetos se muevan por el espacio a la velocidad de la luz o superiores, pero el propio tejido del espacio no está restringido de ninguna forma.

Mas informacion aqui