Investigan una vacuna para la diabetes I

Hace unos años, el Grupo de Inmunología de la Diabetes del Institut Germans Trias, anunciaba una terapia en ratones que frenaba la diabetes tipo 1. Ahora gracias a la financiación pública y privada, han anunciado una nueva vía para la creación de una vacuna que frene la aparición de esta enfermedad. Como ya sabemos, la diabetes tipo I es una enfermedad autoinmune, es decir, que el propio sistema inmunológico del enfermo destruye las celulas productoras de insulina. Los investigadores han descubierto la forma de evitar que el sistema inmunológico destruya sus propias celulas beta, modificando otras células del sistema inmune

La hormona betatrophin, ¿solución para la diabetes?.

Los diabéticos llevan muchos años esperando una solución a su menoscabo endocrino, y aunque lo cierto es que hay muchas líneas de investigación, ninguna termina con dar con la clave de conseguir que el propio cuerpo de los enfermos, vuelva a generar la hormona insulina, para permitir la entrada de la glucosa a las células. La diabetes es un gran negocio, mejor dicho, un negociazo, y las empresas farmacéuticas no están dispuestas a matar la gallina de los huevos de oro. Un diabético es una ruina para el estado y una mina de oro para la industria farmacéutica. Insulina, tiras

Descubren como la insulina entra en las células

El descubrimiento por parte de un equipo de científicos de Estados Unidos, Reino Unido y República Checa y liderados por el profesor Mike Lawrence y los doctores Colin Ward y John Menting del Instituto Walter y Eliza Hall australiano, significa que ahora ya conocemos como la insulina se conecta con el receptor insulínico de la celula, sobre la base de cuatro estructuras cristalinas de insulina que enlazan con las estructuras construidas del receptor de insulina. El descubrimiento se produce después de llevar mas de 2 décadas buscando mecanismo por el cual la insulina se une al receptor de insulina de

En el esperma está la solución de la diabetes

Aunque solo en teoria para los hombres, pero es un paso más en el avance constante de la medicina regenerativa. Así podría definirse el hallazgo que acaba de presentarse en la reunión anual de la Sociedad Americana de Biología Celular (celebrada en Philadelphia, EEUU). Un grupo de científicos estadounidenses ha logrado transformar células madre presentes en los testículos en células productoras de insulina y transplantarlas con éxito a ratones ‘diabéticos’ tipo 1. De momento los resultados son alentadores. Ian Gallicano y su equipo, de la Universidad de Georgetown (EEUU), tomaron una pequeña muestra de células espermatogoniales de los testículos de

Medición de glucosa no invasiva

Los diabéticos tienen un problema añadido a la propia enfermedad, y es la necesidad de medir el nivel de glucosa en sangre a menudo para regular las dosis de insulina y alimentación que necesitan para evitar hiperglucemias (niveles altos de glucosa en sangre) o evitar lo todavía mas peligroso, hipoglucemias (niveles bajos de azucar en sangre). Hasta ahora solo existian dos metodos fiables para medir el nivel de azucar en sangre, via basal (sacando directamente la sangre de la vena) y analizarla para saber el nivel de glucosa, o con una pequeña puncion en un dedo para medir el nivel

Nuevo pancreas artificial

Científicos estadounidenses han creado un páncreas artificial que copia el mecanismo fisiológico de control de los niveles de azúcar en la sangre, según revelaron en un informe publicado este miércoles en la revista Science Translational Medicine. Los investigadores de la Universidad de Boston y del Hospital General de Massachusetts indicaron que el sistema pancreático artificial logra mantener niveles casi normales de glucosa sin causar hipoglucemia. El sistema, que controla la combinación de insulina y glucagon mediante tecnología informática avanzada, fue desarrollado por la Universidad de Boston y las primeras pruebas se realizaron en el Hospital General de Massachusetts, indicó el

El primer astronauta diabético es español

El alpinista vasco Josu Feijoo será el primer astronauta diabético del mundo tras superar durísimas pruebas en la NASA. Se inyectará insulina sin gravedad, con lo que la comunidad diabetica supera otra barrera para lograr la plena integración de los enfermos en la sociedad. El viaje a bordo de la nave VSS-Enterprise, que cuesta unos 200.000 euros, será posible gracias al apoyo de varios laboratorios farmacéuticos que pretenden experimentar con un diabético. Josu fue el mejor de los candidatos que se presentaron a unas pruebas físicas durísimas.

¿Una cura para la diabetes?

Científicos canadienses del Hospital para Niños Enfermos de Toronto y de la Universidad de Calgary así como un equipo estadounidense del Laboratorio Jackson de Maine (EEUU) abrieron una novedosa línea de investigación sobre el origen y posible tratamiento de la diabetes tras comprobar que ésta se caracteriza por anomalías en las terminaciones nerviosas sensoriales de las células de los islotes pancreáticos que producen la insulina así como que hay más similitudes de las que se creían entre las llamadas diabetes Tipo I y II. El hecho es que inyectaron capsaicina -principio activo de algunos frutos picantes- en ratones diabéticos y

Crean células productoras de insulina a partir de la piel de pacientes diabéticos

Como todos los resultados que se dan en investigación básica, los datos que nos muestra un nuevo estudio deberían ser tomados con cautela por quienes más desean una cura para la diabetes, los propios enfermos. Sin embargo, la prudencia no empaña un logro que puede abrir la puerta a un mejor conocimiento de esta enfermedad e incluso al desarrollo de terapias a partir de la piel de cada paciente. Hace un año, un investigador, George Daley, consiguió transformar fribroblastos (células de la piel) de pacientes diabéticos en células pluripotenciales. Sin embargo, el estudio que hoy publica la revista ‘Proccedings of

Programando celulas para producir insulina

Científicos estadounidenses consiguieron convertir células vivas ordinarias en células capaces de producir insulina, un descubrimiento que ayudará a combatir la diabetes y supone un gran paso hacia la medicina regenerativa.Para conseguirlo, los investigadores utilizaron tres genes de un virus común para transformar células exocrinas, que cubren el 95 por ciento del páncreas, en células beta, que no son tan numerosas y cuya función es producir la insulina, pero son las primeras que desaparecen en los pacientes que padecen la diabetes del tipo uno conocida como diabetes juvenil.En esta forma de diabetes, las células beta del páncreas ya no producen insulina, porque el sistema inmunitario del cuerpo las ha destruido por un proceso autoinmune.Lo novedoso es que con esta técnica, que de momento ha sido solo probada en ratones y que